La entrada en los estadios de las emisoras de radio

Menuda tropelía acaban de organizar. Resulta que el derecho constitucional a recibir información veraz afecta a las actividades privadas, esto es, un tribulete se puede presentar en cualquier momento y retransmitir con su correspondiente publicidad lo que le venga en gana. Así entienden los Abogados/as del Estado (algunos/as) el Derecho. Se ejerce como púbico y, si se puede, se cobra como privado. Lo de siempre desde que el mundo es mundo: el Derecho es sagrado y público y ellos son los sumos sacerdotes. Lo demás son chorradas de los que no han estudiado tantos temas. Hasta el propio Príncipe dijo el otro día que están muy preparados y que le habían causado muy buena impresión. ¡Quién lo iba a saber mejor que él, cuyo título en la vida es ser el hijo del más afamado cazador de elefantes (y tigresas) y cuñado de quien le da a su niño una escopeta cargada para que distraiga el ocio, que en Soria es mucho!

Este disparate de las sorayitas tiene, sin embargo, una profunda razón política. Su postura, junto a la del Registrador de la Propiedad, consiste en hacer la pelota a los periodistas, no se vayan a enfadar y digan de ellos, por lo menos, que son unos simples de tomo y lomo. Corren tiempos de austeridad y la propaganda puede exagerar las penalidades.

Lo que no se entiende, sin embargo, es que los clubes se hayan metido en este charco. Hacerle un feo a los periodistas cuando, si no fuera porque Hacienda y la Seguridad Social están durmiendo la siesta (para ellos, que no para los demás) y el día en que éstos se despierten los pobrecitos desaparecen, es una osadía. Menos mal que los periodistas beben de la misma fuente y que no quieren molestar en exceso, que si no, se enteran.

La única explicación que tiene todo es que a los clubes ya no les es suficiente con los gigantes dormidos. Necesitan aún más para pagar a los ronalditos que algún día tendrán niños en edad escolar y los coles están por las nubes. Espero finalmente, dentro de tanto sinsentido jurídico, que prevalezca el derecho a la intimidad, porque en caso contrario el de la información veraz puede provocar la entrada en tropel de los chicos de la prensa en el dormitorio de un famoso/a para una retransmisión veraz del acto. Haber demanda social…hayla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La entrada en los estadios de las emisoras de radio

  1. lucior dijo:

    Totalmente de acuerdo con los sensatos comentarios del blogger. ¡Como es posible que no aparezca en ninguna parte una argumentación tan clara sobre este tema! Bien es cierto que la LFP tiene poco margen de maniobra habida cuenta de las colosales deudas de los clubes con Hacienda y la SS y, más o menos, se la tendrá que envainar; a no ser que jueguen fuerte a que nadie se va a meter tan a fondo con la burbuja futbolística que provoque una desaparición de clubs de futbol, porque entonces se iba a armar ” la de Cristo en Caborana”, como dicen los asturianos, que no sé lo que es, pero que debió de ser algo muy gordo

  2. Javier M Pantoja dijo:

    Me ha surgido una duda, dada mi profunda ignorancia en temas jurídicos. ¿Cómo ejercen el Derecho púbico algunos/as Abogados/as del Estado?
    ¿Es con el pubis, o, por causa del pubis?
    Se agradecería aclaración al respecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s