El jeque está cabreado

Se creían que lo del árbitro del otro día en el Nou Camp se había acabado. Pues no, sé de buena tinta que el jeque propietario del equipo parisino tiene un cabreo del quince y ya se han cursado las órdenes oportunas para mercadillos, jaimas y todo tipo de oasis a fin de que, si se pierde por allí alguien con barretina le den su merecido, o, lo que es lo mismo, le den el merecido que piensan los jeques y sus allegados.  Por el desierto corren despavoridos grupos de alucinados que repiten medio en secreto “menuda remontada, se nos va a caer el pelo.”

Vamos a ver si nos entendemos. Lo de la UEFA es una mafia de tres al cuarto que adora a los jeques quienes, para tenerlos contentos, les obsequian con toda clase de criaturas celestiales con sus correspondientes barquitos y champanes porque en el firmamento esto se lleva mucho. A cambio sólo piden que respeten unas reglas o que no se pasen demasiado.

Lo del otro día ha pasado de castaño oscuro y el jeque o sus ayudantes se han desplazado a Sicilia para que les hagan el trabajito compensatorio. Hace quince días me los encontré en Catania comiéndose un cus-cus mientras planificaban los próximos arbitrajes. Me temo que van a ser sumamente injustos.

Volvamos a la realidad más cochambrosa que nos rodea. Aquí seguimos con las primarias que es lo más hortera que se inventaron en USA y que los del PSOE han perdido el culo en copiar. Mariano lo ha resulto con una estocada en el rincón pero sus competidores andan en un follón que no se sabe ni cómo ni cuándo  acabará. Están locos por ver que hace Susanita y la pobre analfabeta no sabe qué decir entre otras razones porque no sabe hablar.

Aquí la Cifuentes se ha despachado de un bocado a su competidor. Parece que es un buen chaval que además no dice tonterías. Claro, ha perdido y la rubia se dispara como alternativa de Mariano. Dios nos coja confesados.

Las cosas van verdaderamente mal. El Ribera se lo ha creído y está en pleno proceso de arruinarnos a todos ya sea con los presupuestos, ya sea con los estibadores. Por cierto, esto no es más que una circunstancia añadida del país medieval que tenemos. Sindicatos de ladrones que se cobijan en labores impresentables para condicionar sueldos y parentelas ante patronales muertas de miedo, hasta que en Bruselas alguien levanta la voz. Al final la amenaza de ruina afectará a todos y lo último que les acaba de ocurrir, como siempre, es hacerlos a todos funcionarios. Aquí pasará lo  mismo que en Hunosa que todavía, varios decenios después,  no saben qué hacer con ellos. Real como la propia vida.

Hoy tengo un recuerdo especial para Andrés migo de los miércoles y del mus al que la salud le ha propinado un susto. Animo y ya verás como dentro de nada nos volveremos a contar nuestras aventurillas de juzgado para recordar que una vez fuimos compañeros. El abrazo más entrañable del mundo.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s