El Trump español

Parecía que era imposible pero lo hemos logrado. Ha hecho falta un I+D del carallo y al final España puede decir que tiene su propio Trump. Se trata de un tipo que puede tranquilamente cargarse a su partido y a su propio país con tal de figurar. El original se ha vendido a una potencia extranjera, la peor, para que le ayudase a espiar a sus propios ciudadanos. El cañí no ha llegado a tanto todavía pero todo se andará. El yanky, un auténtico animal, va dando mítines sin ton ni son poniendo a parir al respetable sin saber por qué. Al nuestro, como a los niños poco después del destete, le han enseñado a decir que no ante las risas de sus padres algo retrasados.

La celebridad del de aquí es que, no pudiendo hacer las cosas peor, hace lo que puede para destrozar España. Ninguno de los dos va a lado alguno y ambos acabarán desapareciendo, afortunadamente, en el sumidero de la historia. El problema es cómo arreglarnos hasta que llegue tan feliz momento. Me imagino que en el caso de Sánchez los senadores nos echarán una mano y encontrarán a un Brutus que, en sentido figurado, lo mande a donde le corresponde.

este chico, además y siguiendo sus propias palabras, no se sabe qué parte del no se evade de sus cortas entendederas. No sirve para nada, no ahecho jamás nada de provecho, no tiene una idea mínimamente generosa, ha vivido siempre del cuento se llame partido, burocracia casposa o tío abuelo del más canalla franquismo cuya celebridad consistió en arrasar mi tierra, Extremadura, sin reparar en crímenes. Además es medio lerdo.

Para colmo de desgracias el figura se ha rodeado de lo peor de los basureros burocráticos. A los Luena, Hernando y el portavoz del Senado, cuyo nombre no consigo recordar, ha incorporado dos fichajes de verano. Una es Margarita, lo peor del Supremo, y, el otro, Serrano el que siempre actuó tras las bambalinas y que se había mantenido callandito sin duda por aquello de la vergüenza ajena. Se nota que le han obligado para seguir viviendo de la sopa boba que es su labor esencial desde que vino al mundo. El conjunto es aterrador y a veces me sorprende que hayan sido capaces de articular el no.

Otra cosa. Al Tribunal Constitucional quizás haya que recordarle que, si su función es el mucho boato y no servir para nada en serio, por menos precio se suprime y sanseacabó.

Una última reflexión del más puro veraneo Por necesidades domésticas – en concreto hacer tiempo para recoger a mi hijo de su clase de mates – me veo obligado a darme un paseo de más de dos horas por la playa marbellí de Elviria que consiste en una franja de mar, muy sucio, que se extiende por varios Kilómetros. Hay muchísima gente y yo atravieso centenares de grupos de veraneantes que animadamente comentan las vicisitudes de la estación. Los comentarios son tópicos de derechas del género español y a mi me traen los recuerdos de los años cincuenta en Punta Umbría donde si acaso se sacaba más lustre de la batalla del Ebro, de la muerte  de Manolete y del incendio y explosión de Cádiz.

Nada ha cambiado, ni tan siquiera la mediocridad de los burgueses que cuando el sol aprieta ponen, con escaso éxito, las meninges a remojar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s