Pasar por el aro

A la vista de cómo Sánchez ha puesto las cosas con el fin de cargarse su partido y de paso su país, creo que ha llegado el momento de ocuparse en exclusiva del deporte o de como se llame eso que consiste en un supuesto espectáculo que organizan y manipulan los periodistas en connivencia con oscuros y completamente corruptos dirigentes del segundo escalón de la política.

Entre todos ellos han amañado unos Juegos olímpicos sobre una alcantarilla llamada Brasil. Cuando acaben se dirá que no se puede participar sobre mierda y para los próximos se hará la prueba del algodón, falsificada como es natural.

Los Juegos han demostrado lo que todos sabíamos. Al ser una gran fuente de propaganda, más aún desde que son pasto del consumo televisivo, los Juegos son víctimas del imperio de los países comunistas, grandes o pequeños. Eso explica los magníficos resultados de la Unión Soviética, el más llamativo si cabe de la República Democrática Alemana  y eso sin contar con China, Corea, Cuba, etcétera. Si acaso cabe decir que Cuba siempre destacó en competiciones deportivas.

Pasado el comunismo los países son muy parecidos quitando el caso de Alemania. Por cierto acabo de estar por esos lares, concretamente en Berlín, y de la mano de mi hijo mayor, he descubierto que allí ni memoria histórica ni leches. La avenida de Karl Marx sigue siendo la más importante de la ciudad y ejemplos similares los hay por cientos. Si se entera la alcaldesa gagá le da un patatús.

Bueno, a lo que iba. Para lo único que han servido los cambios políticos ha sido para descubrir que la propaganda exigía ciertos esfuerzos; estaban invadidos por el doping y de ahí los brillantes resultados. Esto más o menos se sabía pero nadie se atrevía a meterse en el avispero y eso al margen de que los directivos internacionales no se si estarían dopados pero lo que estaban es untados hasta las cejas. Por eso ahora no se atreven no sea que alguno hable. Pero igual que sucede con la mierda de Rio todo quedará para la próxima vez.

A otra cosa. Siempre me ha fascinado la gestión del deporte en verano. Como no hay competiciones dignas de mención nos muestran las covachuelas por dentro. Este año las dos figuras dominantes son Lopetegui y el  Barsa.

Las razones de los fichajes, con la pasta que se mueve, son siempre inescrutables. A saber qué maniobra tendrá Villar en sus manos pero cuando echen a su amigo él ya no estará y que protesten al maestro armero. El otro ha sido Gómez el del Valencia. Quién se la habrá colado a Bertomeu  a pesar de que admitamos que es más corto que el rabo de una boina. Florentino ha debido de empeorar de su hernia de hiato por los ataques de risa que soporta y nadie consuela ( lo de la hernia es una broma ). Qué cara tienen algunos intermediarios. Los gags de “Los Tramposos” son una coña a su lado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s