Los votos y la lotería están muy repartidos

Nunca he entendido muy bien la frase de los loteros el día del sorteo: estamos muy contentos porque el premio está muy repartido. No me cabe duda de que lo hacen de buena fe y ven en los clientes la enorme cantidad de risas por haber sido agraciados. Si fuera de otra forma se imaginarían al usurero, preferiblemente judío, repasando su fortuna en soledad, a ser posible en un hogar lóbrego.

Es la más perfecta plasmación de una característica typical spanish, la envidia. En España casi todo se explica así y desgraciadamente la explicación tiene éxito. Por eso hay algo tan absurdo como un impuesto a los premios: si alguien ha tenido suerte aquí estoy yo para amargarle la fiesta. Todo el mundo lo entenderá sin perjuicio de que ese mismo todo el mundo, cuando decidió jugarse los cuartos, envidiase al usurero semita en el más lóbrego rincón de su avaricia.

Igual ha sucedido con las elecciones, han salido muy repartidas….y todos tan contentos. Nadie reflexiona que el interés de todos exige partidos fuertes y mayorías absolutas a fin de poder imponer políticas de ahorro para sufragar la inmensa deuda con el menor coste posible y, además poder responder al principal de los prestamistas, la Unión Europea. Culpable, la envidia.

Las perspectivas son muy malas. Casi todos apuestan por mayores préstamos con el fin de financiar los estudios sobre la evolución de la lenteja en el sur de Africa ( lo hizo uno de los personajes más deleznables y antisociales de la historia, Teresita la Colorines ayudanta del  mimo Zapatero ) o cualquier otra cosa que puedan revestir como ayuda social.

Para eso se han inventado lo que llaman Podemos, un grupo de parásitos de la ya parásita Universidad, criados en el más criminal de los leninismo y encabezados por el amantísimo hijo de un criminal terrorista. Les guía lo único que han respirado, la envidia, y se han puesto al abrigo corrupto de una dictadura canalla conducida por los gorilas menos evolucionados  de las selvas venezolanas, pues apenas son capaces de emitir sonidos guturales.

Lo que más me sorprende es que yo creía que las nuevas generaciones de mi país no eran tan envidiosas como las anteriores. Pues no, son incluso peores.

En esta situación todo parece indicar que gobernará el Psoe apoyado por los otros. No hay otra solución. Los socialistas encarnan la envidia más pura, no tienen otra idea que echar a los adversarios par calzarse los cargos y recoger la pasta, y, si hay más paro, dirán que la culpa la tienen los de siempre. Leña a los ricos y a trincar que se hace tarde. Son una plaga que no tiene fin. Te arruinan pero los vuelven a votar. Con decir que donde más roban y más pobreza producen es donde más les votan está todo dicho, Flaco consuelo nos queda en la actitud de los países civilizados donde, después de lo de Grecia, están hartos de tonterías que acaban cayendo también en sus bolsillos.

Por cierto, qué cosas tan importantes se dirán los futbolistas entre sí o, un poner, Chendo a Benítez, para ponerse la mano en la boca a fin de que no puedan interpretarse los movimientos de sus labios. Acuciado por la moda voy por la calle haciendo lo mismo. He mejorado el modelo y me pongo la otra mano en la oreja para impedir que se pueda interpretar lo que oigo. Debido a que voy solo tengo constantes incidentes con gente de blanco que dicen venir de una institución asistencial  dedicada al cuidado de la mente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s