El final del verano

No sé si os acordais de aquella canción del Dúo Dinámico. Era nostálgica y reflejaba el sentir de la gente joven que en aquellos tiempos sólo tenía el verano como fuente principal de desahogo. Ahora todo es distinto y el verano es para los jóvenes una especie de descanso en su ajetreada vida. Al menos eso es lo que me toca vivir.

Los cuarenta principales, o sea, la casta, no ha tenido verano y por ello ha carecido de nostalgias. Con la cosa de la política periodística no paran. Rajoy, a lo suyo, se centra en decir que el PSOE es una amenaza apocalíptica…y lleva razón. El tal Sánchez: que piensa arreglar todo…y no la lleva. C´s va atornillando arreglos sin ton ni son y los Podemistas no saben qué decir. Vamos, que como siempre.

Hay, sin embargo, personajes singulares que nos sacan de la rutina. La alcaldesa de Madrid es igual de desastre que toda su vida  y hace cosas esperpénticas en su afán de confundir lo público con lo privado. Se va a presentar un libro y a escondidas a verse con la líder nazi de Argentina, eso sí, aplaudida por su portavoz en un momento en que se había puesto el sujetador por no estar en recinto sagrado. Por cierto conozco a la madre de la chica (la portavoz del Ayuntamiento) desde hace años. Puedo asegurar y aseguro que la niña es más lista, aunque peor persona, que la madre.

Y en el fútbol, tampoco ha cambiado nada excepto que los buenos son peores. Ayer el Madrid jugó con un solo jugador nacional y nadie de la cantera. Hay que ver las cosas que le decían al italiano por lo mismo. Este Benítez, que no tiene pinta de mal chico, obsesionado con la defensa, va a aburrir a las ovejas empezando por el cristiano y siguiendo por algún que otro musulmán. Todo sea por los negocios del jefe y su sempiterna sonrisa.

Y aquí me tenéis en mi retiro dorado, dispuesto a esbozar una mueca de satisfacción todos los domingos. Por razones medio personales medio profesionales sigo viajando mucho a las islas Canarias. Mi objetivo es el grupo Anfi de Arguineguín en Gran Canaria. Aunque resulte fatigoso tanto trajín para estancias de 24 o 48 horas, os lo recomiendo vivamente principalmente en invierno. Qué sitio y qué playa. No permitáis que sean los noruegos los únicos que lo disfruten.

Bueno, chicos y chicas, a por ellos y a ganar el otoño.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s