Qué calor

Por mucho rollo que le eche hace un calor del carallo. Se me ha roto el aire y mis presupuestos de jubilado no me permiten plantearme la cuestión hasta el año que viene como mínimo.

Trato de evadir la canícula no parando entre los sitios que presumo más fresquitos. Pues bien, no son tan frescos como debieran y mis pocos ahorros se esfuman a velocidad de vértigo. No pretendo que hagáis una cuestación a mi favor no sea que me pase lo que les ha pasado a los solidarios con los locos helenos que, por poco, la supuesta ayuda no les ha creado deudas. Entre lo que trincan los promotores y que la idea de subvencionar a nuestros deudores no ha calado en exceso, la gente es así, parece que van por veinte duros  y a menos.

Dentro de un par de horas se acaba la chaladura del referéndum. Si sale no, como quieren los podemos de allí, mañana se presentan a pedir más diciendo que fíjate lo que ha dicho el pueblo. Si sale si harán exactamente lo mismo diciendo que presenten una nueva propuesta más favorable. Menos mal que nuestro dinero lo administra Merkal y Shauble, que si no aviados íbamos. ¿se imagina alguien al tal Sanchez diciendo lo que debemos añadir a la cuenta griega? Quiero ser alemán, qué le voy a hacer.

Vengo de Canarias y estoy en Marbella. En todas las partes dicen lo mismo, que hay que escuchar a la calle. Yo he salido y no he escuchado nada, debe ser la sordera de la madurez. En fin, volveré a intentarlo.

En la corte los expresidentes de autonomía han decidido plantearle a la Cifuentes que si les quitan el Consejo Consultivo les compensen de otra forma con diversos privilegios. Son incorregibles. Llevan en la sangre que todo se lo merecen y no hay manera de sacárselo de la cabeza.

Total, que aquí si hay playa, muy sucia, pero se suda como si no la hubiera. La semana que entra tengo que pasar un par de días en Madrid, lo justo para despedirme del chalao de José Ramón y luego, el viernes, me iré a ver suecas en su madriguera. Es lo que me queda en esta vida. Como calor no me falta, por lo menos alegría en la pupila.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s