Suerte muchachos

Os confieso que la tragedia del Nepal me afecta muchísimo. Pensar que puede haber desaparecido un valle entero me sobrecoge y lo de menos es la nacionalidad de las víctimas ya sean reales o potenciales.

Nuestro país ha mandado allí lo mejor de lo que dispone, la unidad de rescate de montaña de  la Guardia Civil. Su sede es Jaca y a su mando está el teniente Fernando Rivero al que tuve la suerte de conocer hace mucho tiempo y cuyo popular apelativo es “el legi” sin duda por sus antecedentes en la legión. Se me agotan las palabras al momento de describirlo. Una persona absolutamente seria y de competencia y prestigio excepcionales. Recuerdo cuando, guiado por su generosidad, nos acompañaba a título personal y con ánimo de protegernos a correrías por Gredos y creo recordar que también a Picos. Nuestro grupo daba un poco de pena pero el legi era y es, además, un tipo magnífico que se prestaba a todo.

Desde aquí no puedo sino desearle lo mejor a todos ellos y a las familias expectantes por la suerte de los suyos. Nadie sabe cómo acabará la historia pero que no le quepa duda a nadie de que están en las mejores manos. Suerte muchachos.

Por aquí las cosas van de cachondeo. Se han inventado la disidencia y expulsión de Monedero por supuestas discrepancias ideológicas en las que ha salido vencedor, cómo no, el moderado, Como, al margen de impresentables por antidemócratas deleznables, son más cursis que una patata frita, le han llamado intelectual volador y luego se han dado besitos epistolares. Todo es absolutamente mentira, ni siquiera se han peleado. Es algo así como las enfermedades Ruiz Mateos cuando le llega una citación judicial. Los médicos ya no saben qué poner en los certificados.

Lo otro es un paripé con objeto de que no moleste en exceso durante la campaña. Le han pillado, está de moda, como a Al Capone, en cosillas de impuestos y trayendo dinero de extranjis para pagarse juergas electorales y no conviene que dé el cante. A la calle por supuesto disidente, ganan los moderados, y aquí paz y después gloria.

El resto del panorama lo copa Catalá. Este es otro al que le pasa lo de Capone. Después de estar haciendo reformas a favor de los gremios y que le van a costar a la Justicia muchos años de retraso, le han cogido en la famosa gripe de la alcachofa fruto de la incontinencia verbal pero que ha molestado a los que mandan, esto es, a los periodistas, que además están en celo por la época de campañas. Total, da igual que lo matice o desmienta setecientas veces, te han pillao con el carrito del helao y eso aquí y ahora no tiene arreglo. Le he conocido unas horas después del desfeito y, la verdad, me llamó la atención porque era el que mejor hablaba en un círculo de renombrados abogados. Lástima que aunque hablen bien no sepan callarse.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s