Los peces no mueren por la boca

Las vicisitudes de mi vida privada – ahora toda mi vida es privada – me han llevado a un trascendental hallazgo del que hago partícipe a toda la comunidad científica. He descubierto, sin darle mayor importancia, que eso de que los peces mueren por la boca no se lleva en absoluto. Los peces mueren por los wats apps o por los mail, que han sustituido a la boca en casi todas sus funciones ( estoy hablando del comer como habéis averiguado ).

He conocido el caso de un famoso abogado que, para darse el pote con el cliente, le escribe a la parte contraria con la chulería habitual pero con inusitada imprudencia. Allí le explica que no piensa ejecutar una sentencia porque la jueza y la sentencia son malísimas y que él, persona distinguida, no está para colaborar con las injusticias. Dice otras cosas incluso más brutales que no vienen al caso. Lo cierto es que tardó un minuto en llegar el mensaje a su verdadera destinataria y que el pobre imbécil se ha metido en un lío….por bocazas tecnológico.

Hablando se indisponer a  quien necesitas podemos hacer referencia a Schaubel, el ministro alemán de la cosa que, desgraciadamente, se ve postrado en silla de ruedas. Su infortunio procede de un perturbado enemigo de la casta que, en un acto de campaña, le arreó una puñalada seccionadora de médula. Ahora van los griegos también enemigos de la casta a pedirle pastizara, eso sí, advirtiendo que no se la piensan devolver. Como es lógico los recibe con los brazos abiertos……..y llenos de bombas-piña.

Entramos en la Merkel. No digo yo que sea Sor  pero yo la venero como si lo fuese. Con deciros que me empieza a parecer agraciada está dicho todo. Es la que se cuida del dinero de todos y lo hace mejor que los de aquí, sean quienes sean. Unas veces le dan dinero a los investigadores de la lenteja en Senegal y otras, en mucha mayor cantidad, a cualquier autonomía, por cierto casi siempre la misma, con el pretexto de parar la marea. El dinero es de los demás y así da gusto regalarlo. Menos mal que en último extremo tenemos a Angelita que si no, nos iban a dejar hasta sin after shave.

Tengo yo una amiga que me ha salido de la cáscara amarga y que, en plan faltón, le llama Mari Merkel emulando así a los de esa cáscara cuando se refieren a Espe la Fugitiva. En este caso no me importa demasiado, porque conocéis de sobra el concepto que tengo de la marquesa tipitín tipitiesa, pero a mi Angelita que no me la toquen que soy capaz de retirar embajadores. Habráse visto cuánto atrevimiento.

Y ya que estamos me empieza a mosquear que Mariano siga sin decir nada de Madrid. Está casi en la prórroga y el equipo no se echa palante. ¿ No será que está cambiando de idea y quiere hacer limpieza de corrales ? Atentos a la pantalla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s