El crimen y la responsabilidad

Otro hincha del fútbol ha sido asesinado esta misma mañana. Hasta aquí una historia más en la violencia en la que estamos sumergidos. Lo que hace especialmente grave la historia es el conjunto de explicaciones que ha recibido por la patulea de dirigentes del deporte rey. Que si no representan a nadie, que si los clubes son ajenos, que si son cuatro descerebrados.

Decir a estas alturas que no representan a nadie es, además de una idiotez propia de los cerezos en flor y sus compañeros de la banda, una inmensa mentira. Claro que representan…y a muchos. Sólo hace falta pasarse por las proximidades de un campo de fútbol para saber que los individuos criminales o candidatos a ello son legión. En cuanto a que son ajenos a los clubes….naranjas de la China con perdón. No tengo detalles del momento pero tradicionalmente estas bandas han sido propiciadas y hasta favorecidas por las respectivas directivas. Sólo Florentino- ésto se lo reconozco – y Laporta tuvieron lo que había que tener para doblegarlos. Los demás, nunca. Hasta que llegue un juez y los inculpe que falta hace.

Hoy el que nos ha dado una alegría es el Papa. No es que yo tenga mucho o nada que ver con sus cosas pero creo que es persona de buena intención, que no atribuyo a sus antecesores, y hoy anuncia que está dispuesto a acabar con la separación de la Iglesia Ortodoxa, aquella en la que tuvo un papel inicial el tal Miguel Focio, o algo parecido,  Estas divisiones, que son por lo menos tan absurdas como las de las autonomías, y no miro a nadie, me irritan sobremanera. Esto aparte de que los ortodoxos tienen un rito que es como el himno de la legión, floreado. Sus misas son la mar de entretenidas y todavía recuerdo un jueves santo en Kiev en 1975 – un abrazo para mi compi en tan curiosa ocasión Luisito Morell- que resultó un exitazo de crítica y público. Ya sólo queda suelta por el mundo Rosa Diez pero me temo que su caso es mucho más difícil y solucionarlo es cuestión de varias generaciones sin los ocho apellidos como yo me sé.

Por último, un ya clásico, el tal Sanchez. Siempre nos está dando disgustos hasta el punto de que dentro de poco no le va a salvar ni haber sido jugador del Estudiantes que para mí ya son ganas de condenar. La última del genio de la lámpara es vincular la unidad de España con el Estado del bienestar. O sea, que dicen los pijos, que si no nos arruinamos, nos fraccionamos, que es una forma más fina de arruinarnos. Todo lo arregla gastando la pasta de los demás que ya vendrá otro a reponerle la pensión, que él es joven y puede aguantar.

Además, con su peculiar visión del cumplimiento de todo pacto o acuerdo de caballeros, peculiaridad que consiste en no cumplirlos jamás, a ver quién es el guapo que se atreve a intentar arreglar con él este tinglado en el que nos vemos inmersos, entre otras razones, por su culpa, por su grandísima culpa ( ya que el día va de religión).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s