La Santa Semana y las cosas de Gallardónue ue consigue exasperarmeue

Vuelvo de las vacances henchido de alegría. Como siempre me ha gustado, he aprovechado la ocasión para hacer turismo solitario y en coche. He terminado por hacer una excursión que califico como una de las más bonitas de mi vida y, mejor aún, relativamente próxima. Se sale de Ronda camino de Ubrique; cafelito y compra de algún regalo en la tienda de Mary Paz, buena amiga ya de otra ocasión. Algún que otro requiebro, úno es torero vocacional, y a seguir la ruta yendo a Cortes de la Frontera y a Gaucín. Se culmina en Manilva descendiendo de la montaña.

Las vista es indescriptible. Sobre un verde intensísimo se dibujan pueblos blancos adheridos a los montes  que parecen preparados de antemano. Siempre cerca existe un castillo en la cima de una colina. Atraviesas un par de parques naturales con aulas de naturaleza muy bien instaladas, miradores de aves y senderos de cuento.

En el lado negativo hay que mencionar lo difícil que es contar con acompañante. Fueron seis horas de curvas continuas y eso sólo lo resiste el conductor. Magnífico hotel rural pero situado cerca de la costa. De nada.

Otro aspecto de la semanita es el de los accidentes de tráfico, agravados por los comentaristas de turno. Hay uno en ONDACERO, de nombre Santiago Córdoba, que consigue exasperarme. Su único aporte argumental es que la velocidad no tiene nada que ver, que la causa es el despiste y que el Gobierno se gasta poco en carreteras, supongo que para que se pueda correr más. Esto es como aquello de que el cáncer no guardaba relación con el tabaco, bestialidad sostenida por el famoso grupo de PPresión afín al bandido de Adelson, grupo que, por cierto, comandaba otra célebre Fugitiva. A propósito, ¿ qué pasó con la documentación que no entregó ? ¿ Tenía o no tenía carnet de conducir la marquesa tipitín tipitiesa?

Por último Gallardón y su reforma. Ya adelantamos que no creemos que la haga. Pondrá una serie de pretextos y aplazamientos por motivos electorales y al final dudo que haga algo….y quizás sea  mejor así. Presionado por el Tribunal Supremo ha decidido inventarse otra causa para que los pleitos no terminen nunca, nefasto efecto que, desgraciadamente, siempre cuenta con buena acogida en los foros judiciales. Hartos los excelentísimos señores de las cuchufletas que les hacen los Magistrados inferiores, y bastante sobrados de tiempo, han pedido la instauración de la disciplina y la cuestión previa por parte de los otros Tribunales. Lo que faltaba para fastidiar la posibilidad de duraciones razonables. Eramos pocos ….y la abuela tuvo un desliz.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s