Los trenes y la responsabilidad

Hace más de veinte años publiqué un pequeño opúsculo denominado “El marco jurídico de la corrupción”. La tesis central allí expuesta consistía en reclamar una mucha mayor atención a las exigencias de responsabilidad económica con el fin de atacar un problema que ya había alcanzado altas cotas de popularidad. Eran los tiempos de Juan Guerra y los cafelitos.

Ahora nos encontramos con un terrible accidente con numerosas víctimas, un sindicato preocupado por atenuar la  culpa de un maquinista, que puso el tren a 190 cuando el límite estaba a 80, y varios periodistas que han decidido hacer causa política de la tragedia apelando a circunstancias que de una u otra forma salpiquen a la responsabilidad política bien de los que están bien de los que se fueron. En definitiva tiene que haber causas “concurrentes” y si para ello hace falta acudir a la hipótesis de unas medidas de seguridad omitidas y que no fueron jamás previstas por nadie pues se hace y sanseacabó.

A mi la cosa me recuerda, salvando las distancias y sobre todo las víctimas, al desdichado asunto del Prestige.  Al Gobierno se le acabó imputando “mala gestión” del accidente sin que nadie haya conseguido explicar qué se hace con un petrolero roto en medio de una tempestad que duró tres meses. El Gobierno cayó y todos contentos pues se supone que ya saben “gestionar” una situación como la descrita.

En mi obrita denunciaba la escasa atención de nuestro derecho al instituto de la responsabilidad pero ¡¡¡ coño¡¡¡ de ahí hemos pasado a que los cirujanos no quieran operar porque temen una condena a remar en galeras, que la Administración sea responsable de un estornudo salvo que el paciente haga un acta diciendo que lo ha hecho libremente y que se pueda exigir responsabilidad penal a un conjunto indeterminado de sujetos.

Ya cuando se produjeron las primeras sentencias del Tribunal Supremo sobre la responsabilidad del Estado legislador, sentencias excelentes por otro lado, hubo parte de la doctrina, entre otros el prof. García de Enterría que se había distinguido por combatir la omisión, que señaló la posibilidad de que se hubieran pasado tres pueblos. Ahora, con periodismo aún más agresivo y una opinión pública sedienta de carnaza se llega al extremo de la responsabilidad  penal en “listas abiertas”, dejando a un lado el principio de causalidad que exige extraer una consecuencia directa entre el daño y la conducta responsable. Por cierto, no he leído por parte alguna si alguien se ha molestado en averiguar qué pasaba con anterioridad en la maldita curva. ¿iban todos a 80 y se le fue la mano al maquinista o se iba con frecuencia a una velocidad muy superior y sólo se le fue un poquito ? Esta última es la única hipótesis lógica para explicar el accidente.

En definitiva y como tantas veces sucede, hemos pasado, de la nada al todo. Al principio eran los americanos los que marcaban la pauta en la materia y ahí está el excelente libro del profesor Muñoz Machado sobre la materia. Ahora los yankis, a la vista de lo que aquí sucede, deben estar ojipláticos.

Un apunte final.  Los penalistas se han inventado un técnica que, como  muchas cosas de los penalistas, es una inmensa chorrada. Se trata de la imputación que viene a ser un proceso descafeinado con objeto de satisfacer a la opinión supuestamente dominante. La vida privada se va a hacer puñetas en el altar de lo penal y aquí paz y después gloria. ¿por qué no se hacen juicios provisionales en los trámites iniciales que con todas las garantías resuelvan la cuestión al menos por el momento? Ejemplos en la justicia anglosajona, infinitamente mejor que la nuestra, los hay a patadas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s