Cuando salí de Cuba

Como todos sabemos la cancioncilla de despedidas ha sido extraordinariamente popular en España y en medio mundo. Yo la vi cantar con especial emotividad cuando los entonces progres viajábamos a la isla, allá por los setenta, a descubrir la “revolusió” de los hermanos asesinos, si bien el pequeño estaba entonces cobijado en la discreción.

Viene esto a cuento porque justo ahora me hallo en trance de despegue de una aeronave que tiene toda la intención de trasladarme de Lanzarote a Madrid donde, tras unas pocas horas, tendré ocasión de reemprender mis merecidas vacaciones como le pasaba a D.Juan de Borbón si bien se careciese de cualquier dato sobre su actividad laboral previa.

Bueno, pues siguiendo con la copla he dejado aquí enterrado (es un decir algo exagerado) mi víscera cardíaca. No doy más datos porque se cabrea la “enterradora”. Más nostalgias a la mochila.

Por lo demás mi altruista misión de regeneración cívica no puede ir peor como le pasa a todo lo mío. Lo de la Olimpiada tiene cada vez peor aspecto y empiezo a temerme que nos la asignen para satisfacción de una cuadrilla de indeseables, que se llevarán de todo, arropados por una legión de nacionalistas de pandereta. Tendremos deudas par tres generaciones más y un porrón de majaderos protestarán por las seguras subidas del IBI. Esos seres tan prestigiados que son los políticos se pasarán el ida diciendo que es cosa de poco tiempo y que la Olimpiada nos proporcionará toda suerte de bienes. Yo me alegro de que les suban los impuestos; lo malo es que también me los suben a mí.

El uso del móvil en el AVE no va por mejor camino. Reemprenderé mi ofensiva en momentos con menos turbulencias trágicas. Addelson, el hombre-casino, está calladito pero vivo. Qué se le va a hacer. No creo que la monumental barbaridad se consume pero nunca se puede estar seguro porque nunca las fuerzas del mal han contado con tantos aliados ( Espe, González, Botella y Lasquetty, para empezar ). Todo sea para que unos ambiciosos sin escrúpulos ayuden a la propagación del cáncer.

Lo de la Castellana va muy bien………para Florentino. Se va a quedar hasta con la plaza de Castilla.

Hoy, por último, quiero exponer un problema de Derecho Internacional. Recordareis que hace años un senador republicano USA promovió y obtuvo en su país una ley que decía que aquéllos que se habían aprovechado como beneficiarios de las expropiaciones, es un decir, en Cuba no podrían hacer negocios en los Estados Unidos. La ley, conocida como Elms-Burton era de lógica aplastante y nítida justicia. Si al caballero Meliá le regalan un terreno que no se le ha pagado a sus dueños no hay nada más lógico que impedirle que traslade esa ventaja a un comercio regido por las reglas de la libre competencia.

Hasta ahí todo aconsejaba ponerse al lado de los yankees y la prueba fue el inmenso cabreo de los izquierdosos con la ley de marras. Sin embargo, el equivocado era yo como el tiempo ha demostrado. Ahora resulta que allá en la pampa Cristinita la ladrona le ha quitado sus propiedades a Repsol ¡¡para dárselas a una compañía americana por la cara¡¡ y aquí ni Elms Burton ni nada. Cuando se benefician ellos de tanto expropiador de Salooon no passaaa ná. Vivir, o no vivir, para ver. Por cierto, han pasado varias horas y me sigo acordando de la chiquilla. Estoy hecho un chaval…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuando salí de Cuba

  1. fasinfron dijo:

    Enhorabuena Alfonso, parece que has conseguido que prohiban los móviles en el AVE, al menos en algunos vagones. La lástima es que, a cambio, también parece que los van a permitir en los aviones en donde es casi peor pues ni siquiera te puedes distraer con el paisaje. No se puede tener todo a la vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s