La primavera estalló…..y la sangre alteró

Creí que el globito de Corea del Norte había cumplido su amenaza, pero no. Ha sido peor, lo que ha estallado es la primavera y, al parecer, los ha dejado a todos tarumbas. Resulta que toda una vicepresidenta del gobierno y, además con todo su orgullo merecido, y constantemente recordado, Abogada del Estado, no puede impedir que una banda delictiva le amenace en su casa y coaccione a su hijo pequeño. Me tiene perplejo. Si ella, con la pasta que nos cuesta y la multitud de medios que ponemos a su disposición, incluidas las fuerzas de orden, no puede impedir esto ¿ para qué sirve ? Que dimita y que otros lo hagan o lo intenten. Lo agradecerá el país y en el futuro su familia.

En Andalucía, donde las flores imponen su presencia y el polen se ceba con los pobres asmáticos, la cosa ha sido peor aún. Los Gordillo, no el del Betis sino el otro, y sus compis, cansados de desvalijar supermercados que al cabo no daba sino miseria, han decidido pasar a la utopía de la utopía, es decir, no intervenir en la propiedad sino, mucho mejor, en el mercado. Así podrán decir qué hay que comprar y qué alquilar y, por si fuera poco, poner el precio. Al que no cumpla, multa, con lo que se alcanza el orgasmo jurídico, sobre todo si el multado es un banquero. Ni que decir tiene que a mí el más desalmado banquero me parece mucho mejor que cualquiera de estos.

Ambas líneas de pensamiento, es un decir,  coinciden en un supuesto ser humano que ha dicho que lo suyo es el Decreto pero que si tuviera tiempo se pasaría a los escraches.  Total que uno de Lanzarote, hasta donde también ha llegado la alteración sanguínea, ha dicho que si le tocan a sus hijas les corta la cabeza ( no se ha referido a otras partes del cuerpo pero yo creo que iban en el paquete, y nunca mejor dicho ). Entonces la sorayita y sus correligionarios, como podía suponerse, han echado del partido al hipotético jíbaro.

Sobre todo este asunto no quiero opinar porque me parece una cuestión excesivamente estúpida pero me remito a las opiniones expresadas en El Mundo de hoy por los profesores Jorge de Esteban y Tomás Ramón Fernández. Ha de saberse que Tomás es, junto a Santiago Muñoz, el más brillante jurista en activo en el ámbito del Derecho Público. Lo único que les reprocho a los dos, Tomás y Jorge, es que presuman buena intención en los autores de la fechoría normativa. Dejemos la cosa sin presunciones que hoy me encuentro bonachón.

En Madrid la primavera tiene una notoria agravante. No se si fue en La Violetera o en las chicas de la Cruz Roja, quizás en las dos, donde se aludía a la aparición de las flores en la estación. Pero no, en Madrid los que aparecen desgraciadamente por San Isidro son los juanpedros, supuestos morlacos que, destinados a dar miedo, como mucho dan pena. Con decir que los alimentan por vía intravenosa porque carecen de fuerza para alcanzar la hierba con el hocico, está dicho todo. Vienen con su propio nombre o, como los delincuentes, camuflados con diversos alias, pero son lo que son. Amenazan y no dan, al principio se mueven y luego se paran, son un desastre total.

Reflexionaba yo de esta forma en tarde dominguera cuando, de repente, ha surgido en mí la inspiración. ¿Y si la sangre de los juanpedros se hubiese mutado en los seres humanos como la gripe aviar…………………..y resultase que nos gobiernan los juanpedros? ¡¡¡¡¡¡Vaya notición!!!!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s