Caras y Corinas para las coronas y camilas para todos.

Pensaba yo escribir hoy de las causas profundas, y a su vez simplonas, de los retrasos en la Justicia. La ausencia de mecanismos de responsabilidad mínimamente eficaces y el rígido sistema de burocracia que rodea el aparato, donde la sola notificación de una diligencia de nada puede llevar varios meses, así como muchas circunstancias similares, hacen que, en virtud de un supuesto respeto a las garantías constitucionales, se pierda la principal garantía que consiste en que el aparato funcione mínimamente. Otro día lo haré porque hoy me voy de corinas, en sentido figurado claro.

Toda monarquía que se precie necesita una corina. Así ha sido siempre y no tiene por qué cambiar. Una buena y eficaz corina resuelve muchas cosas, como las pasiones de los coronados, los negocietes de éstos o sus familias, quién sabe, y las distracciones en el ocio. En el caso español la corina de turno, alemana y de supuesto postín, nadie sabe hasta dónde ha llegado fuera de ser una cualificada guía turística pero no le arriendo las ganancias a quien yo me sé si se confirma una supuesta alianza con el supuestamente denostado yerno. ¿ os imagináis a la griega ante el panorama de Urga utilizando a la amiguita ?. Se les va a caer el pelo a muchos y eso que ya tienen poco.

La patrona de las corinas es, como todo el mundo sabe, Santa Camila que en este oficio dio un pelotazo de órdago en la Gran Bretaña donde a base de hacer porquerías con el orejas se quedó con el mejor empleo del mundo. Bien es cierto que, en justo castigo a su perversión e igual que el caso de Moisés con la tierra prometida, lo verás pero no lo catarás, a no ser que se invente la institución de, en vez de la reina madre, poner a la reina abuela.

Entre corinas y coronas se ha colado el caranas, individuo que bajo la etiqueta de catalán y jeta democristiano a sueldo español pretende decirle a la Unión Europea, después de haberse gastado su pasta en sus asuntos, que hagan el favor de aflojarse el bolsillo porque  necesita hacer regalos de Reyes y los españoles están hechos unos rácanos de tomo y lomo. El pobre Tony Leblanc jamás hubiese imaginado tanto.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caras y Corinas para las coronas y camilas para todos.

  1. lucior dijo:

    No entiendo lo del “caranas”. ¿No querrá decir el “caraMás”? ¿Quizás el “Más cara”? ¡Aclárenoslo, por favor! Enhorabuena por el programa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s