Felicidades por el último nombramiento del Tribunal Supremo

Nunca pensé que estos ojitos que se tragará la tierra lo fueran a ver. El Consejo del Poder Judicial ha efectuado un nombramiento para el Tribunal Supremo atendiendo a los criterio de mérito y capacidad por encima del paisanaje, amigotes o ideologías, que todo son mandangas, como es sobradamente conocido.

El nombrado es Wenceslao Olea Godoy, magistrado magnífico y persona excepcional. Además es extremeño, oiga un título. La coincidencia entre su segundo apellido y el mío es, desgraciadamente para mí, pura casualidad. No lo pienso decir porque prefiero pasar por pariente.

Como no me lo creía del todo he acudido hoy a su toma de posesión, brillantísima, con una gran parte del Tribunal Supremo en el orden contencioso. Además, para que todo fuera perfecto, Carlos Dívar ha estado breve.

Su carrera se ha hecho peldaño a peldaño en su Extremadura natal y goza de gran predicamento en el orden contencioso-administrativo. Todos nos alegramos y esperamos que con la carrerilla tomada la cosa continúe. Sin embargo, los rumores no pueden  ser más alarmantes. Como al nombrado se le ha adjudicado el turno de derecha necesitan compensarlo con otro de izquierda. Suena en la esfera judicial el nombre de Willy Toledo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Justicia y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s